En el Siglo XXI… “La Cenicienta” también tendrá que luchar por el príncipe azul (Autoconclusivo) (En el Siglo XXI... nº 1) por Eva Miller

En el Siglo XXI… “La Cenicienta” también tendrá que luchar por el príncipe azul (Autoconclusivo) (En el Siglo XXI... nº 1) por Eva Miller

Titulo del libro: En el Siglo XXI… “La Cenicienta” también tendrá que luchar por el príncipe azul (Autoconclusivo) (En el Siglo XXI... nº 1)

Autor: Eva Miller

Número de páginas: 135 páginas

Fecha de lanzamiento: August 12, 2018

Descargue o lea el libro de En el Siglo XXI… “La Cenicienta” también tendrá que luchar por el príncipe azul (Autoconclusivo) (En el Siglo XXI... nº 1) de Eva Miller en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Eva Miller con En el Siglo XXI… “La Cenicienta” también tendrá que luchar por el príncipe azul (Autoconclusivo) (En el Siglo XXI... nº 1)

Había una vez… Una hermosa y odiosa mujer que seguía viva por la sencilla razón de que llevaba, en sus venas, mi misma sangre. Y porque, por alguna extraña razón, matar era ilegal. Al menos en los países civilizados, pero yo vivía en uno de ellos. A veces me daban ganas de haber nacido en un país donde el canibalismo fuera legal. O no, porque seguro que me daba una indigestión.
En fin… Os preguntaréis a qué viene este inicio. Pues os lo voy a explicar capítulo por capítulo. Me llamo Isabella, me llaman Ella y vivo con mi madrastra y mi hermanastra.
Mi madre murió de cáncer cuando yo era muy niña y mi padre logró rehacer su vida un tiempo después. Y nació Ana, mi hermanastra.
Ana es… No os voy a contar cómo es, lo iréis viendo vosotros mismos en cada línea de esta novela. Solo deciros que, igual que a veces me dan ganas de acabar con su existencia, la quiero como mi hermana que es.
El sentimiento aún no sé si es mutuo y sigo sin saberlo desde el día en que mi felicidad estuvo en riesgo.
Desgraciadamente, mi padre falleció no hace mucho, en su caso no fue una enfermedad degenerativa, si no un infarto fulminante que se lo llevó de nuestro lado.
Y, desde ese momento, fui yo quien se quedó con la carga de mantener a mi familia.
Y el bienestar de ellas, mi madrastra y mi hermanastra, siempre estuvo por encima del mío propio.
No demoraré en más detalles, os contaré mi historia y cómo descubrí que los príncipes azules seguían existiendo, aún en este siglo. Pero, como todos sabemos, la vida no es un cuento de hadas y no siempre tiene un final feliz.
Si el mío llegó, tendréis que leerlo para descubrirlo. Y saber si esta “Cenicienta” moderna consiguió luchar contra todos los inconvenientes que la vida le puso en su camino para poder ser feliz.
O si no y, simplemente, la felicidad no es algo que, hoy en día, se pueda alcanzar.