Una mujer: TERCERA EDICIÓN por Val Lope

Una mujer: TERCERA EDICIÓN por Val Lope

Titulo del libro: Una mujer: TERCERA EDICIÓN

Autor: Val Lope

Número de páginas: 373 páginas

Fecha de lanzamiento: January 6, 2014

Editor: Val Lope

Descargue o lea el libro de Una mujer: TERCERA EDICIÓN de Val Lope en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Val Lope con Una mujer: TERCERA EDICIÓN

Esta historia pone de manifiesto como aquello en lo que creemos es de vital importancia. Pues, nuestras creencias se reflejan en las aptitudes que marcan nuestro diario vivir.

Vikita, nació en el seno de una familia de clase media alta perteneciente en la mitad de la década de los cincuenta en Argentina; la sociedad de ese tiempo requería que las mujeres fueran virtuosas y castas, además debían aceptar la supremacía del hombre. Pero en realidad ¿eran todas virtuosas?, ¿todas eran puras, y se mantenían vírgenes hasta el matrimonio?, ¿en verdad no eran adulteras?

Vikita, creyó por largo tiempo que sólo en algunos miembros de su familia eran la escoria de su pueblo. Y, confiando en sus propias fuerzas, lucho incansablemente para pasar sobre el fango sin mancharse. Cuando a solas, su cabeza bajaba y se encorvaba su espalda por el peso de los problemas familiares, no se compadecía; todo lo contrario alzaba la cabeza y enderezando la espalda, salía a enfrentar el mundo continuando su carrera para alcanzar su brillo propio y demostrar a la sociedad de su pueblo su dignidad, su virtud, tratando desesperadamente de obtener el reconocimiento de los demás. Ella entendía muy bien el significado de perseverar, por lo tanto no se rendía manteniéndose firme en sus principios y con la vista puesta en su meta: “Crear una familia digna”.

Pero un día, en su loca carrera, se equivocó de camino. Al comprobar que por él no llegaría a su meta, aunque cansada de tanto correr, sin mirar hacia tras cambió de ruta; aunque las fuerzas le flaqueaban comenzó a correr nuevamente hacia su meta, pues su mente le gritaba:” No te rindas, ¡corre, Vikita, corre!”